El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acudió el miércoles a las Islas Canarias para ver de primera mano los daños de los incendios que han asolado Tenerife y Gran Canaria en la última semana y aseguró que los afectados recuperarán “todo aquello que hayan perdido”.

 

El gobierno autónomo dio por controlado el incendio que ha asolado el suroeste de Gran Canaria, mientras que el que ha quemado el noroeste de Tenerife está prácticamente controlado

 

Entre ambos han afectado unas 35.000 hectáreas y obligaron a la evacuación de unas 14.000 personas, aunque la mayoría ya ha podido regresar a sus viviendas, o lo que queda de ellas, en algunos casos.

 

“A las personas afectadas les digo que sin duda alguna van a tener la restitución de todos los daños que han tenido”, dijo el presidente en una rueda de prensa en Tenerife acompañado del presidente canario, Paulino Rivero.

 

Zapatero indicó que el viernes un Consejo de Ministros extraordinario aprobará un paquete de ayuda “sin límites económicos”, que incluye medidas fiscales, recuperación de infraestructuras y compensación ante potenciales pérdidas de empleo, entre otros.

 

A ello se sumarán las medidas que han aprobado la autoridades locales.

 

En el caso de Gran Canaria, donde las llamas comenzaron el viernes pasado, un guarda forestal confesó haber sido el autor, mientras que las autoridades también sospechan de la intervención del hombre en el de Tenerife, iniciado el lunes.

 

Por ello, Zapatero hizo un llamamiento a la colaboración ciudadana para detener a los pirómanos, mientras la Fiscalía ha asegurado que se actuará con la máxima dureza contra ellos.

 

El jefe del Ejecutivo se reunió con el presidente canario; el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, y los responsables del operativo y se felicitó por la coordinación de las diferentes instituciones y medios. Después se desplazó a Gran Canaria, donde visitó la zona afectada.

 

Rivero pidió sendos planes de dinamización económica y contra la erosión de las áreas dañadas, y reclamó al Estado que Canarias cuente “con medios permanentes” del Ministerio de Medio Ambiente en la lucha contra el fuego que no se destinen sólo como refuerzo durante el verano.

 

Estos son los primeros grandes incendios del verano, después de que el año pasado Galicia sufriera en agosto una de las peores olas de fuegos de la última década, la mayoría provocados, que arrasaron 86.000 hectáreas, según datos de Medio Ambiente.

Vía: Reuters